#53. La guerra tecnológica entre China y Estados Unidos

En este episodio hablaré sobre la guerra tecnológica que están teniendo China y Estados Unidos cada vez más evidente. Cómo éste conflicto está teniendo una escala mundial en el que se buscan aliados y sobre cómo nos posiciona a nosotros, los consumidores, en medio de este conflicto.

Como un buen culebrón de sábado por la tarde, la historia tecnológica entre China y Estados Unidos se remonta a hace más de dos décadas cuando la mano de obra del gigante asiático y las enormes infraestructuras justificaban que prácticamente todos los productos tecnológicos que consumía el mundo se fabricaran ahí.
Desde entonces China ha cambiado mucho y ha pasado de ser un país rural a ser una de las potencias mundiales, y como tal, quiere su trozo del pastel.

A la sombra de esta gran muralla entre occidente y oriente surgieron empresas como ZTE o Huawei, inicialmente para dar apoyo tecnológico a los gigantes occidentales, y más tarde como fabricantes y marcas con proyección internacional.

Pero el 1 de diciembre de 2018 fue para Huawei uno de los días que marcará en rojo porque las autoridades canadienses detuvieron a Ms. Meng, futura heredera de la empresa por delitos como robo de la propiedad intelectual, tratos con Irán y fraude fiscal. A pesar de que esta detención se realizó en suelo canadiense esto estaba orquestado por Estados Unidos.

Años atrás la empresa que hoy es un orgullo para China y su pueblo, robó partes importantes de Tappy, el robot de T-Mobile que servía para probar la calidad de los teléfonos antes de ponerse en venta. Unos días más tarde de la detención de Ms. Meng, China detiene a dos canadienses por poner en peligro la Seguridad Nacional.

Huawei que siempre ha intentando diferenciarse públicamente del Gobierno de China, ha sido apoyado varias veces por éste régimen. Además, gran parte de la cúpula de la empresa ha pertenecido a diferentes cargos del políticos del gobierno Chino.

Unos días más tarde Meng salió en Libertad condicional hasta que Estados Unidos quisiera presentar cargos. Esta semana lo han hecho y han añadido a la lista treinta y dos cargos.
Lejos de intentar dejar de lado las diferencias, curar las heridas y que cada país hiciera sus cosas; han decidido empezar una guerra. Y en esta guerra lo que intentan conseguir es el liderazgo tecnológico mundial.

En medio de esta batalla están el resto de países a los que les está tocando posicionarse en uno u otro bloque; como sucedió hace años con la Guerra Fría. Por un lado están Estados Unidos, Reino Unido, Canadá, Australia y Nueva Zelanda; a los que se suman los europeos Alemania, Francia y Noruega.

Estos tres últimos han decidido cortar sus relaciones con Huawei en lo referente al desarrollo de las infraestructuras de telecomunicación del país. Vodafone UK ha decidido además que en menos de dos años habrá sustituido los aparatos de la marca china por otros.

Parece que el conflicto es el bloque occidental contra Huawei, pero la cosa va más allá: la joya de la corona de China es una de las grandes promotoras de las redes 5G y paralizar las relaciones con Huawei significa también frenar el avance de estas redes.

Recientemente Satya Nadella (CEO de Microsoft) y Tim Cook (CEO de Apple) expresaron públicamente la necesidad de proteger a los consumidores y su privacidad ante posibles ataques a esta.

Incluso en la propia cumbre de Davos se propuso la creación de un marco regulatorio internacional sobre la privacidad de los usuarios; algo que en un mundo cada vez más global es necesario. Sin embargo, el vicepresidente chino Wang Quishan ya comentó su desacuerdo debido a que esto podría frenar el crecimiento tecnológico del país.

El avance tecnológico no debe nunca ir en contra de las libertades individuales y de la privacidad. El futuro puede parecer abrumador, pero también es interesante si además pensamos que cada vez hay más gente de todo el mundo viviendo en otros países.

La tecnología debe servir para tender puentes entre nosotros en lugar de crear conflictos.

La telenovela de Huawei contra el mundo occidental está aún por resolverse, pero tiene pinta de que este drama durará unas cuantas temporadas. Quizás Netflix debería ir pensando en adaptar el guion, mientras tanto, yo os lo cuento en el episodio de esta semana de “Café con Víctor”.

Foto de portada:  Jezael Melgoza 

2 comments
  1. Hola victor, he escuchado casi todos Tus podcast y me han gustado pero este ha sido un desproposito. Has hablado de la guerra comercial y de resultados de apple en plan cuñado… Mucha falta de rigor, creo qie wl hecho se abrir Tanto el abanico no te ayuda. Te lo digo de maners constructiva pero te puedes cargar todo lo que has construido… IUn saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.