Así es como Dolby quiere cambiar el cine

He ido a Los Ángeles de la mano de Dolby para conocer cómo una de las empresas con más historia en el mundo del cine pretende reinventarlo y hacer que volvamos a ir al cine.

Son las 9 de la mañana de un martes durante la semana previa a los Oscars y estoy delante del Dolby Theater para conocer cómo están montando el evento más importante del año. Un evento que saldrá en revistas, del que habrá cientos de memes en internet al día siguiente, y del que incluso mi abuela oirá hablar de él.

Este año es la edición número noventa y uno y no ha pasado exenta de polémica debido a que no han encontrado a un presentador por primera vez desde hace treinta años e incluso algunos premios los darán durante la publicidad para intentar acortar la gala lo máximo posible.

Y justo con mi cámara, un montón de objetivos en la mochila y las pilas cargadas me encontraba el martes por la mañana delante de lo que el domingo se convertiría en el foco del mundo.

Dolby me había llevado desde Nueva York a Los Ángeles para que pudiera conocer de primera mano cómo están reinventando no solo la gala de los Oscars, sino la forma en la que disfrutamos del cine y la tecnología que están usando para ello. Porque antes de unos premios, están las películas y ellos quieren estar en todo ese proceso de creación de la mano de los cineastas.

No podía creerme la suerte que tenía de estar en medio de la alfombra roja. A mi alrededor estaban los trabajadores colocando los bloques de madera con los monogramas de esta edición de los premios. Unos altos bloques que eran transportados por tres operarios y que iban poniendo uno detrás de otro para formar el “photowall” encima de la alfombra roja.

Más de 200 personas son las que ayudan a montar este evento durante más de una semana de trabajo intenso y que justo después de la gala y en menos de 14 horas logran desmontar todo por completo y hacer que el Dolby Theater vuelva a la normalidad.

Encima de la alfombra roja iban construyendo una carpa y este año iban montándola casi al mismo tiempo que el resto de la alfombra porque no querían que les volviera a pasar como el año pasado, que la lluvia de los días previos retrasó el trabajo, humedeció la alfombra y añadió estrés a toda la situación que ya de por sí es crítica.

video donde hablo sobre la tecnología que hay detrás de los oscar

El domingo tantos los nominados, sus acompañantes y otros invitados relacionados con la propia gala tendrán que cruzar la alfombra abrasados por los focos de los periodistas hasta llegar al teatro.

La puerta principal del Dolby Theater es la puerta a un centro comercial donde a los lados además de tener una tienda para los fans de los Oscars se encuentran cafeterías, restaurantes y tiendas de joyería que van colocándose a largo del pasillo que separa la puerta principal de las escaleras.

Montando la alfombra roja de Los oscars 2019

Cada paso que iba dando al subir las escaleras iba pensando “¿qué me voy a encontrar dentro del teatro?” Íbamos escoltados por diferentes personas del staff de Dolby que nos contaban las peculiaridades del teatro, pero yo de lo que tenía ganas era de ver cables, tripas, mesas de sonido, focos y en definitiva todo eso por lo que un geek suspira.

Al entrar en el teatro se podía palpar la sensación de nerviosismo del personal: saben que están montando algo grande y que cada día que pasa la evolución del escenario es mayor hasta la gala del domingo.

Una vez dentro pude charlar con Pual Sandweiss, responsable del sonido que escucharemos el domingo durante la gala. Ahí estaba rodeado de cables, mesas con cientos de lucecitas y papeles con portadas que ponían “Confidential”.

“Llevo haciendo esto muchos años y desde que empecé hasta ahora algunas cosas han cambiado pero esencialmente sigue siendo lo mismo: es una gala en la que muchas personas vienen y algunos de ellos se llevarán un premio.”

Paul Sandweiss
paul sandweiss trabajando en su mesa de mezclas antes de la gala de los oscars 2019

Además Paul Sandweiss nos comentaba que lo interesante de este año sería que la música iba a tener un gran protagonismo porque tanto Queen como Lady Gaga iban a tener su momento musical, además de otros nominados a mejor canción.

“Ahora tenemos formas diferentes de captar el sonido y transmitirlo; pero no deja de ser una labor en la que todo el sonido sucede en analógico, lo recogemos en digital, lo procesamos y hacemos que llegue a las casas de las personas y estás lo escuchen de nuevo en analógico.”

Dolby theater por dentro – créditos de imagen: dolby

El Dolby Theater es uno de los espacios más icónicos en la historia del cine y también una de las salas más punteras en lo referente a imagen y sonido. Desde que Dolby tomó las riendas del teatro, han instalado 215 altavoces con tecnología Dolby Atmos y la pantalla está preparada para poder proyectar en Dolby Vision.

No solo se ha convertido en el lugar donde anualmente se celebran los premios de La Academia sino que además es el sitio elegido para presentarse muchas de las películas que emplean tecnologías Dolby como Pantera Negra.

Durante el resto del año es un teatro que da cobijo a 3.400 personas pero para la noche de los Oscar se transforma en algo especial, no solo por el decorado, sino que también es un reto a nivel técnico.

Paul Sandweiss nos comentaba que lo complicado de todo esto no es solo captar el sonido, sino hacerlo de la forma adecuada porque no es el mismo tipo de audio el que usa Lady Gaga para cantar, que los actores cuando quieren dar las gracias al recibir el premio o la filarmónica tocando en directo. Que deben hacer que la experiencia sea tal y como cada artista ha querido que sea y eso es un gran reto.

En los eventos en directo si el sonido se estropea o si un micrófono se apaga, no se puede volver a repetir, el “show” debe de continuar y toda la responsabilidad recae en estas personas para que no salga nada mal.

Una vez salí de la zona de sonido pude entrar en la Sala Dolby donde las estrellas irán a hacer sus entrevistas después de recoger su estatuilla. Al fondo de la sala ovalada se encontraba el Oscar de Ray Dolby que ganó en 1979 con motivo de la innovación del sonido Dolby.

Glenn kiser, director del dolby institute

Detrás de la gala de los Oscar hay mucha tecnología, no solo para lograr emitir lo que sucede, sino para trasladar la experiencia que los directores de las películas quieren transmitir.

La gala de los Oscar es el evento que más interés genera en el público por todo lo que rodea al evento sí: el glamour de las estrellas, las luces, las cámaras y por supuesto, los premios de las películas.

Este evento no podría existir si no fuera por las películas que cada año se crean, por la visión de sus directores, por todo el equipo y tecnología que las hacen posibles.

Una vez que vimos una de las caras de la moneda, el glamour de Hollywood, faltaba por conocer la otra: la experiencia del cine.

dolby cinema dentro de the vine theater

Fuimos a conocer uno de los Dolby Cinema que la empresa tiene en Hollywood Blvd. La parte externa del Vine Theater conserva la belleza clásica de un cine de 1940  pero por dentro parece que entras en el futuro.

Es lo que Dolby considera una de sus salas para “ocasiones especiales” porque no solo sirve para que los directores de las películas hagan sus pases privados antes de las presentaciones oficiales, sino para ultimar todos los detalles y ajustes en sonido con Atmos y colores con Vision.

Es un cine conceptual que te traslada a una experiencia muy exclusiva: poder sentir una película tal y como quiere el director que la vivas.

Unas semanas antes, Bradley Cooper estuvo en esa sala ultimando los detalles de “A Star is Born”. Él mismo en una entrevista comentó lo importante que había sido la tecnología de Dolby Vision para poder crear los colores que envuelven a la película y transmitir diferentes sentimientos.

No solo va más allá de que los colores sean más reales, que el color negro no sea gris oscuro, sino de transmitir emociones y en definitiva de hacerte sentir parte de la película.

Alfonso Cuarón con Roma expresó también la forma en la que el sonido de Dolby Atmos había logrado capturar la esencia y había logrado crear ese ambiente que envuelve a toda la película.

Después de que el equipo de Dolby nos hablara sobre su tecnología y cómo estaba siendo implementada en el mundo del cine con el objetivo de transmitir una experiencia única decidí ir yo mismo a probarlo.

Me encontraba en Los Ángeles, la noche de antes de los Oscar y me faltaba por ver alguna de las películas nominadas entre las que estaban Spider-Man: Into the Spider-Verse y busqué una sala Dolby donde poder verla.

Antes de comenzar la película Dolby proyectó un anuncio mostrando la diferencia entre cómo se vería la película con Dolby Vision activado y como se vería desactivado. E hizo lo mismo con una prueba de sonido para Atmos.

Aunque conforme va pasando la película la tecnología de Dolby Vision pasa a un segundo plano, tal y como debe ser, y dejas de pensar en “este color negro se ve más oscuro, o este rojo es muy intenso”, el sonido de Atmos está ahí presente. Cada vez que sucede algo en pantalla como una explosión, un silbido…lo que sea, el sonido se hace muy presente.

La sensación que me llevé al salir del cine es una sensación similar a la que experimenté cuando pasé del VHS al DVD: una tecnología de la que no puedes volver a atrás.

La sensación de inmersión con Atmos me pareció increíble, algo que no había experimentado nunca y eso me encantó.

Muchas veces pasamos por alto el sonido de las películas pero es algo en lo que los directores ponen mucho cuidado para intentar transmitir una sensación de inmersión y posiblemente en mi caso, esto lo consigue por encima incluso de la imagen.

Obviamente ni Dolby Atmos ni Dolby Vision, ni ninguna otra tecnología similar puede hacer que una película mala se convierta en buena, pero lo que sí que puede hacer es realzar una buena historia y trasladarnos a la experiencia que el director quiere transmitir.

1 comment
  1. Hola desde luego lo tuyo no tiene limitesy me parECe bien . Ya que el resTo de los mortales no vamos a tener esas oportunidades ni de lejos. Asi que viendote a ti disfrutandolo pues un poco nos llega a los demas. Y me encanta. Que sigas disfrutando de la vida que te ha tocado vivir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.