Bose QuietComfort 35 vs. Sony MDR-1000X

Me encanta el sonido de Beats, pero mis últimos beats digamos que han pasado a mejor vida después de tres años de uso muy intensivo.

Quise buscar unos auriculares inalámbricos con cancelación de sonido que me acompañaran en esos viajes en los que únicamente quieres escuchar tu música y no los sonidos del exterior.

Cuando pensamos en cancelación, pensamos en Bose y más después de esos QuietConfort 25 que llevaban cable pero tenían una cancelación asombrosa. Pues bien, el año pasado sacaron estos, los QC35 que mantiene la alta calidad de la cancelación, pero sin cables.

Sin embargo, otros fabricantes se han puesto las pilas y han decidido sacar buenos cascos, como estos Sennheisser Momentum o los Sony MDR-1000X, que serán los que puedan combatir cara a cara con los Bose.

Haré una rápida pasada por los Momentum: el diseño es bonito, pero para andar por casa. El sonido, a pesar de ser uno de los más fieles a la música con un buen equilibrio, a mi me parece aburrido. Cuestión de gustos. Llevo usando los Momentum mucho tiempo, incluso cuando tenían cable. Estos los compré para probarlos y ver si eran candidatos a quedarse…pero no, no lo son.

Así que aquí me quedo con los Sony y los Bose.

Los nuevos Sony MDR 1000X son la prueba de que estos japoneses cuando quieren sacar pecho de sus ingenieros de sonido, pueden crear piezas tan fascinantes como éste casco que lo lanzaron hace poco meses.

Materiales y comodidad

Los QC35 están diseñados con un material similar al plástico. Le da mucha flexibilidad, sin embargo, sigue pareciendo plástico.

Las almohadillas son muy esponjosas y están fabricadas con cuero sintético.

La sensación general de los auriculares Bose es buena, aunque algo peor si la comparamos con los de Sony.

Estos están envueltos principalmente en cuero sintético y aluminio. No tienen botones exteriores como sí le ocurre a los Bose. En el panel de la oreja derecha tenemos una interfaz táctil que nos permitirá subir o bajar el volumen, pausar una canción o ir a la siguiente con un simple toque.

Esta viguería tecnológica, aunque increíble en la teoría, en la práctica me ha llevado a equivocarme más de una vez o saltarme una canción cuando únicamente quería pausarla.

La sensación de robustez es mejor en los Sony, sin embargo a mi personalmente los Bose me parecen más cómodos para cuando llevas los cascos mucho tiempo sobre la cabeza.

Ambos llevan la batería integrada en los cascos, por eso son algo más pesados que otros auriculares con cables y dura alrededor de 20 horas. Sin embargo, en los Sony si conectamos el cable y quitamos la cancelación de sonido, funcionaría como un casco convencional con cable sin hacer uso de la batería.

Cancelación

Voy a contaros algo sobre la cancelación. Todos tenemos esos momentos en los que queremos aislarnos del mundo, escuchar nuestra música y dejarnos llevar. Pues bien, los que mejor lo hacen son los de Sony. Es espectacular la cancelación que tienen, además tiene varios modos: cancelación completa para que nada nos moleste, o excluir las voces, para que si alguien nos habla mientras tengamos los cascos, podamos escuchar únicamente su voz y evitar situaciones incómodas tipo “te estaba hablando y tenías los cascos puestos”

Esto lo hacen gracias a los micrófonos que tienen ambos en las carcasas, que recogen las frecuencias de onda y amoldan la música para que la escuches sin ruidos exteriores. Esto viene muy bien en los vuelos, viajes en tren, o ambientes donde haya graves. Sin embargo, los sonidos como las voces, o sonidos más agudos no los pueden suprimir de una forma tan efectiva.

Calidad de sonido

Primero de todo, no soy un melomano ni un purista de la música. Me gusta escuchar los bajos potentes, aunque el sonido no sea equilibrado. Así que aquí la elección era simplemente escuchar la misma canción en uno y otro y ver cuál me gustaba más.

Y aquí fue el Bose. Me gustó porque sonaba similar a los bajos potentes de los Beats, pero sin esa super distorsión de sonido que hace que los beats suenen a beats.

Los Sony también se oyen genial, y se nota que los ingenieros de Sony han hecho un buen trabajo, pero oye, aquí me gusta más el Bose.

Valoración

Los Sony son una pasada pero su panel táctil me ha producido molestias, más de las necesarias. Los Bose, tienen un cable 2.5 propietario que es ridículo. Ninguno es perfecto, para unos cascos que en el caso de los Sony están a 330 euros en Amazon y los Bose a 280 euros.

Así que, me decanto por los Bose que son más baratos, y en muchas cosas me parecen geniales.

Lo que más me ha gustado de ellos es que se sincronizan de forma simultánea con mi iPhone y el iPad por lo que puedo pasar de uno a otro casi de inmediato. Los cascos detectan desde que dispositivo se está emitiendo música y usa ese como referencia. Una pasada porque esto suple al chip W1 de los nuevos Beats.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.